Atravesando la Tormenta


Amigos: estamos atravesando lo que considero la mayor tormenta desde que comencé el ministerio en el año 2000. Una colega chilena me envió esta reflexión que realmente me animó. Si estás pasando por una tormenta, no dejes de leer este artículo. Que Dios te bendiga! Mauricio

1. Caminar sobre la tormenta

“y la barca ya estaba bastante lejos de la tierra, zarandeada por las olas, porque el viento le era contrario”. Mateo 14:24

Los discípulos estaban pasando una tempestad, como muchas veces nos pasa a nosotros y nos dice que la barca estaba “bastante lejos de tierra”, esto simboliza una situación donde no tendremos recursos a nuestro alrededor para solucionar un problema, donde hay poco o nada que se pueda hacer humanamente, la tierra segura quedo lejos y nosotros estamos en medio de un mar, con una tempestad, con vientos contrarios que nos hacen luchar;en medio de esto se aparece Jesús caminando sobre las aguas,

ellos se asustaron aun peor pensando que era un fantasma (Mt. 14:27) pero en seguida se dieron cuenta que era Jesús y al verlo Pedro caminar a Jesús sobre las aguas le dio tanta seguridad que pidió imitarlo y Jesús le dijo: “Ven” porque el Señor nos muestra que aun en medio de esa tormenta podemos caminar seguros poniendo la fe y mirada en Él. Pedro logra caminar por un momento seguro y en victoria, pero luego sintió un viento fuerte y comenzó a hundirse; esto nos pasa siempre a todos, confiamos momentáneamente, pero luego nos tambaleamos al prestarle atención a los problemas y dejando de mirar al Señor. Pedro estaba aprendiendo a caminar por fe y pudo dar algunos pasos, pero luego cayó. Jesús vino al instante cuando se estaba hundiendo y lo rescato, este es el gran amor y protección de Dios, que aun cuando nuestra fe no alcanza al nivel de poder seguir caminando viene con amor y nos rescata. El Señor lo reprendió a Pedro diciéndole: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Esta última pregunta de Jesús es para meditarla detenidamente. Luego subieron al barco y se calmo el viento y lo adoraron diciendo: “Este es el Hijo de Dios” Muchas veces nuestra fe es probada y al terminar la prueba quedamos también asombrados, pensando lo poderoso que fue Dios, que aun cuando parecía que todo se hundía él nos rescato y lo adoramos. La fe es confiar en el poder de Dios antes que concentrarnos en las circunstancias. hay tormentas donde podremos caminar sobre las aguas mirando a Jeús y soltando fe.

2. Tomar autoridad en la tormenta

Hay otra tormenta que es cuando Jesús dormía en la barca (Marcos 4:38), ésta nos muestra la gran seguridad que Jesús tenia en todo tiempo, los discípulos comenzaron a experimentar vientos y tempestad nuevamente, pero esta vez fue tanta que ya la barca se hundía, distinto al otro relato donde la barca estaba segura, pero esta vez el Señor estaba dentro de la barca aunque dormía y ellos alarmados fueron a decirle: “¡Señor no tienes cuidado que nos hundimos!” y Jesús se manifiesta nuevamente con su autoridad y poder y reprende el viento y mar y estos se calman completamente. Luego ellos tenían que ir donde estaba el endemoniado gadareno (Marcos 5) del cual salieron unos 2000 demonios, seguramente el enemigo trato por medio de esta tormenta de impedir el paso de ellos, esto simboliza cuando la tormenta es un ataque directo del enemigo que nos quiere detener en nuestro avance, pero es allí donde aprendemos a reconocer la autoridad de Dios y nos levantamos en fe utilizando las armas espirituales para resistir y hacerlo retroceder, luego huye y tenemos victoria.

3. Agarrarse fuerte de Jesús en la tormenta

Vemos otra tormenta que fue la que enfrento Pablo cuando fue llevado preso a roma. Hechos 27:13-44 Este relato es una tormenta donde pasaron muchas cosas, donde no solo la barca se comenzó a hundir, sino que se destruyo, pero vemos a lo largo del relato que Pablo, al ser un hombre de Fe es el único que siempre tenía más ánimo que los demás. Se mantuvo confiando en Dios, también se le apareció un ángel para fortalecerlo y darle dirección, al final, cuando la barca se termino destruyendo por completo, llegaron a la isla a agarrándose de algún pedazo de barco y de tablas, donde todos se salvaron y terminaron en victoria. Tal vez el hecho de que Pablo se haya tenido que agarrar fuertemente de un pedazo de tabla de madera simboliza que la fe en el madero donde murió el Señor es donde tenemos que aferrarnos fuertemente, que es donde fueron clavados nuestras maldiciones, pecados, enfermedades y tribulaciones y por medio de la resurrección se manifiesta el poder y la ayuda sobrenatural de Dios. “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Efesios 6:13"

En este mundo vamos a tener que atravesar tormentas que serán un desafío para nuestra fe. Jesús dijo que en el mundo tendríamos aflicción, pero también nos dijo que él venció al mundo y sus aflicciones.

”Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo”. Juan 16:33

Nuestra fe es muchísimo más preciosa que el oro y todos los días esta siendo refinada por distintas circunstancias, pero la fe es lo que nos llevará siempre en victoria y traerá mas gloria sobre nosotros. Jesús siempre recalcaba que debemos confiar, tener fe en Dios, ser pacientes, esperar en fe, perseverar, mantenerse y firme. (escrito por Esteban Correa,

Comentarios

Entradas populares de este blog

12 Pasos para Superar la Masturbación

¡Obtén audios y presentaciones Capacitación en Restauración 5-10 de Febrero!

Escuela de Restauración: Modalidad Presencial y a Distancia