Libertad Pura


TESTIMONIO DE LIBERTAD DE LA ADICCIÓN A LA PORNOGRAFÍA Y A LA MASTURBACIÓN

Hola mi nombre es Alex, mi mentor fue Alan Palala.

Viví mucho tiempo en oscuridad terrible, escondido en mi pecado. Sufrí abuso sexual de pequeño, empecé con la masturbación a raíz de la presión de compañeros de colegio, luego eso me llevó a buscar la pornografía, primero en la televisión y luego en internet.

Si bien nací en un hogar cristiano e intentaba buscar a Dios y servirlo, la esclavitud de los pecados sexuales me mantenía en depresión y en mentira.

Poco a poco comencé a buscar cosas más y más sucias, cosas que al principio había pensado jamás llegar, pero el pecado insaciable, solo me hacía ir a buscar más.

Estaba realmente cansado de mi pecado pero no sabía como enfrentarlo. Dios empezó poco a poco a tratar conmigo. Más o menos dos meses antes de empezar el curso de Libertad Pura me enfrenté a una encrucijada muy fuerte en mi vida, había logrado estudiar lo que quería, había comenzado a tener influencia en la iglesia, pero no sabía realmente a donde me dirigía, seguía en la pornografía y la masturbación.

Luego de tanto batallar había decido no volver a pecar y comencé a pedir ayuda a Dios, pero seguía cayendo, al final, en una noche, luego de haber estado muy mal decidí buscar ayuda en internet, y como a las 12:30 de la noche encontré este sitio, hice la primera clase, me sentía desesperado por salir del fango del pecado pero nunca pensé en podría terminar este curso.

Dios usó su palabra en cada lección, me llevó a ver que solo había estado pensando en mí mismo, que no había estado buscando libertad sino solo aparentar conocerlo. Al encontrar de su agua pura ya no quiero volver a beber más del pecado, pude hablar con mi papá de mis pecados, instalé el filtro de "protección infantil" de Windows Live en el pc, comencé a desarrollar los hábitos de lectura y oración, en fin...
También el poder recibir retroalimentación de mi mentor e intentar contestar con disposición y sinceridad son cosas que me ayudaron mucho.

Pero es el poder de Dios el que transformó este corazón que era duro y que antes amaba al pecado pero que ha empezado a odiarlo. Si hay una clave para que Dios obre creo que es creerle a lo que dice y obedecerlo.
Ahora me siento libre, llevo 60 días sin mirar pornografía ni masturbarme, y a pesar de que muchos días durante el curso sentí que no lo iba a lograr, Dios me mostró su poder que actúa en nosotros cuando buscamos huir de la tentación e intentamos hablar de ellas con otros.

Disfruto de mi relación con Dios, de rendirme a Él, de que Él tenga el control, de que Él se lleve la gloria, cada día me siento más cerca a Él y más lejos del pecado.

Gracias a Dios por liberarme, gracias a Alan por leer mis lecciones y darme retroalimentación, gracias a Setting Captives Free, por ofrecer este material de forma gratuita.

Sí hay esperanza y hay libertad, y está en Cristo.


Si deseas inscribirte a este programa de sobriedad sexual en Cristo, no dejes de ingresar a:
http://old.settingcaptivesfree.com/spanish_freedom/

Comentarios

  1. NO LOGRO ENTRAR EN EL CURSO DE LIBERTAD PURA. DE NINGUNA FORMA O MEDIO. ¿CAMBIÓ DE DIRECCIÓN? SI ES ASÍ LES RUEGO QUE ME FACILITEN LA NUEVA DIRECCIÓN WEB.
    GRACIAS

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

12 Pasos para Superar la Masturbación

¡Obtén audios y presentaciones Capacitación en Restauración 5-10 de Febrero!

Escuela de Restauración: Modalidad Presencial y a Distancia